El precio de no actuar contra los problemas de aprendizaje de los niños

blog

Un niño que no sabe leer correctamente, que no puede realizar sumas o restas con facilidad o que no comprende lo que escucha, no solo obtiene bajas calificaciones, sino que también sufre de depresión, baja autoestima y estrés acumulativo. Es importante actuar inmediatamente sobre sus debilidades académicas para evitar pagar el alto precio de ignorarlas.

Los problemas emocionales en los niños  son comúnmente el reflejo de sus inseguridades. Un pequeño que no llena las expectativas académicas de sus profesores, compañeros de aula, y de la sociedad en sí, sufre de ansiedad y frustración. Muchas veces es tildado de “lento” o “tonto”, cuando solo necesita el apoyo correcto para explotar su inteligencia oculta.

Es bastante probable que consecuencias indirectas de sus problemas de aprendizaje, sean la disminución de su autoestima y seguridad.  Según la investigación del docente de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, Juan José López – Ibor Aliño, estos trastornos están relacionados con la desmoralización y déficit en habilidades sociales.

La deserción escolar es otro terrible efecto. Catorce de cada 100 alumnos del periodo escolar abandonan sus centros de estudios en el Perú. Repetir el año y dejar las escuelas le cuesta al Estado mil 150 millones de soles al año. Una de las principales causas de este escenario es el desinterés escolar.

Pero no solo hay repercusiones para el gobierno, también para la familia y para el mismo individuo. Repetir el año por malas notas, según la Asociación Nacional de Psicólogos de Escuelas (NASP, siglas en inglés), aumenta los problemas de comportamiento del estudiante y tiene un efecto negativo sobre sus logros y su adaptación socio – emocional.

Pese a todo esto, algunos padres demoran en comprender la magnitud de los problemas de aprendizaje de su hijo. “El próximo año le irá mejor”, “es algo pasajero”, “debe ser la edad”, “probablemente el curso era muy difícil”, “no le están enseñando bien”, son algunas de las excusas que ciegan a los progenitores.

Ante la primera señal de problemas académicos, es imperativo que los padres busquen ayuda profesional. Las terapias psicopedagógicas son las mejores opciones para trabajar en el perfil emocional e intelectual del niño, y solucionar el inconveniente de raíz.

El tratamiento a tiempo frena cualquier complicación. Para conseguir esto, el diagnóstico oportuno es determinante. Por otro lado, el apoyo de los padres refuerza las técnicas y herramientas que el profesional proporcione al niño para mejorar su desempeño.

Priorice la educación de su hijo. Los gastos y el tiempo que otorgue a este fin, serán definitivamente recompensados.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply