¿Fobia escolar? ¡Ayuda a tu hijo a superarla!

BLOG15

Toda madre sufre una dolorosa preocupación cuando escucha esa terrible frase de siete palabras de la boca de su hijo. “Mamá no quiero ir a la escuela”, expresa el infante mientras llora, grita o ruega. La desadaptación escolar en los niños es una inmensa barrera para el aprendizaje contra la que los progenitores deben luchar a toda costa.

Aburrimiento, fatiga, cansancio, miedo o preocupación, son algunos de los motivos por los cuales su hijo podría estar evitando acudir a la escuela. Sin embargo, la formación académica es necesaria para la madurez emocional y cognitiva, y la deserción escolar no es una opción a tomar en cuenta.

Es bastante común que los pequeños que ingresan por primera vez al colegio, o aquellos que regresan al aula después de un largo periodo de vacaciones (como las de verano), sufran de desgano los primeros días de clases. Esta desmotivación puede generar en ellos cambios anímicos que desencadenen en la negación sistemática de asistir al colegio.

Según el psicólogo infantil especializado en trastornos de la ansiedad y depresión, Gabriel Pozuelo, el miedo irracional, repentino y constante por acudir al colegio, culmina en  una fobia escolar con terribles consecuencias. Problemas de aprendizaje, rebeldía, mala conducta, deserción escolar, inmadurez emocional, depresión, inseguridad, entre otros, son los efectos.

“El niño cada vez lo pasará peor al ir al colegio e intentará evitarlo poniendo en práctica estrategias que pueden llegar a ser de lo más creativas. De esta manera, y casi sin que sus padres perciban que hay un verdadero problema, conseguirá eludir enfrentarse a él y su miedo seguirá creciendo”, explica el especialista.

El llanto, los berrinches, los ruegos e incluso las supuestas enfermedades, son las alarmas más visibles de que su hijo está desarrollando esta fobia escolar ¿Por qué? Probablemente no se siente preparado para alejarse de usted, no entiende las clases y tiene miedo de decepcionarlo o, está siendo víctima de acoso escolar.

La única forma de ayudarlo a reducir su número de faltas, es motivándolo a vencer su miedo. Lo primero es indagar el motivo exacto de su temor, para así desarrollar estrategias de apoyo mucho más exitosas.

Si el motivo es el apego, amplié las actividades individuales de su hijo, así este ganará autonomía y seguridad para enfrentar diversas situaciones solo. También notará que aunque usted no esté en todo momento a su lado, su relación y afecto no se perjudicará.

En el caso de que el pequeño tenga problemas para adaptarse al ritmo escolar, y por lo tanto, sufra dificultades para entender las materias, evalúe la posibilidad de contratar a un tutor para nivelarlo. También es aconsejable que converse con su profesora, y por supuesto, practique con él hábitos de estudio que maximicen su atención.

Si se trata de bullying, lo mejor es acudir a la escuela inmediatamente. La terapia psicológica podría ayudar al menor a superar los traumas y a enfrentarse efectivamente al victimario.

Explíquele a su hijo lo importante que es la formación académica, y ayúdelo a superar cualquier temor.

 

Aletheia Internacional

Centro de soluciones psicopedagógicas

¡Conozca más sobre nosotros!

www.aletheia.com.pe

contacto@aletheia.com.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *