Hay que enseñarles a aprender.

Cada vez que un niño acude a su colegio, ¿Lo toma como una obligación o con un interés por aprender? ¿Los estudiantes hoy en día se sienten motivados por sus cursos?

Durante toda la primaria y la secundaria, los colegios innovan y desean profundizar más en el conocimiento de sus alumnos, son exigentes y estrictos. Los padres también buscan que sus hijos sean siempre los mejores y los que ocupen los primeros puestos. Pero, la mayoría de estos maestros y padres se saltan un importante paso para lograr un correcto aprendizaje: el cómo.

Esto se aplica en cualquier ámbito de la vida, ya sea en lo laboral, personal, o social. Antes de cumplir un objetivo trazado, debemos pensar en las estrategias, que este caso sería “El Cómo”, es decir, encontrar la manera más adecuada de lograr mis metas por más grandes o pequeñas que sean.

Por ejemplo, Pepito tiene un examen importante sobre historia, en su escuela la profesora le ha explicado del tema paso a paso, ahora es turno de estudiar solo para poder reforzar esos conocimientos y obtener una buena calificación. Llega el momento de estudiar y no sabe qué hacer, se distrae, lee, se duerme, trata de memorizar, se duerme otra vez, come, lee y así repetidamente.

En él se generan ciertos sentimientos negativos, al sentirse impotente por querer estudiar pero sin saber cómo. Es ahí, cuando viene la desmotivación y se pierde el interés.

Los colegios de hoy en día, deberían dedicar por lo menos dos horas semanales, a motivar a sus alumnos con técnicas de estudio que generen en ellos ciertos hábitos fundamentales para su vida futura. Los padres, también, deberían informarse más y buscar la manera cómo apoyar a sus hijos. No todos somos iguales, cada uno tiene una inteligencia diferente, por ende, cada persona aprende de manera distinta. ¿Tu hijo conoce la suya?

 

 

 

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply