Omega 3, el alimento para la inteligencia.

BLOG9

Aprendizaje, concentración y comprensión lectora. Estos son solo tres de los muchos beneficios que produce el Omega 3 en el cerebro de los estudiantes. Los científicos recomiendan que los alimentos que lo contienen  no deben faltar en el almuerzo de los niños, principalmente de los que tienen problemas de aprendizaje.

Según una reciente investigación de la reconocida Universidad de Oxford, aumentar el consumo dietético de Omega 3 – DHA mejora notoriamente el desempeño en la lectura y el comportamiento. La doctora Alex Richardson, experta en el tema, sostiene que este ácido maximiza el aprendizaje por su propiedad para aumentar la memoria.

Incluso, y según varios estudios previos, es capaz de reducir los síntomas del TDAH, como hiperactividad, impulsividad, dificultad de concentración y atención.

“La ingesta extra de Omega-3 aporta beneficios en la lectura y la escritura en aquellos niños con Trastorno del desarrollo de la coordinación”, sostiene Richardson.

La científica explica, que probablemente los beneficios en el aprendizaje y comportamiento de esta componente nutricional, se deben a su facilidad para mejorar el sueño de los niños. Como se sabe, el descanso nocturno genera un fuerte impacto sobre la memoria y funciones cognitivas.

Además, otras investigaciones, como la realizada en la Universidad de Oregón, aseguran que este ácido promueve la creación de rutas cerebrales altamente conectadas y bien organizadas. Por ello, favorece la transmisión de información en el sistema nervioso, proceso necesario para cualquier acción cognitiva.

“Los omega-3 son unos ácidos grasos esenciales necesarios para mantener una buena salud, pero que el organismo no puede fabricar, por lo que tenemos que conseguirlos a través de la dieta”, explica Guillermo Reglero, docente de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Autónoma de Madrid y experto en el tema.

Los alimentos que contienen grandes cantidades de Omega 3, y que no deben faltar en la mesa de ningún estudiante son, los pescados , mariscos, moluscos, crustáceos, almejas, frutos secos, semillas, soja, garbanzos, espinacas, fresas, pepinos, coles, yema de huevo y palta.

“Un incremento de 1.000-2.000mg/día es probablemente necesario para alcanzar unos óptimos niveles (de Omega 3) para el cerebro y el cuerpo”, aconseja Alex Richardson. Esta cantidad equivale a 4 u 8 comidas por semana en las que el pescado sea el alimento principal. Aunque en los infantes, un incremento de 550-750mg/día ya evidencian los beneficios neuronales.

Por supuesto, para determinar la dosis exacto, lo mejor siempre es acudir a un nutricionista.

No lo dude, si su pequeño está teniendo problemas escolares o sus notas no son favorables, empiece a ayudarlo cambiando su dieta. Una correcta nutrición favorece inmensamente al cerebro.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *