Problemas de Aprendizaje: ¿Cómo reconozco si mi hijo tiene TDAH?

Algunos dices que está sobrediagnosticado, otros que las cifras son inconclusas porque muchos padres ignoran su existencia. Lo cierto es que, el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), es una alteración que afecta a los pequeños en varios aspectos, principalmente académicos, y que si no se trata a tiempo, puede generar serias consecuencias en su autoestima y futuro laboral.

El TDAH, es una alteración neurobiológica crónica que afecta principalmente a niños entre 4 y 17 años aproximadamente. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha descubierto que, aunque en menor medida, esta afección continúa en la edad adulta, donde debido a la impulsividad e inatención, es muy probable que exista un fracaso familiar y laboral.

Para evitar que el TDAH no diagnosticado genere caos en la vida de personas mayores, es importante identificarlo desde la infancia. Este trastorno se caracteriza por la dificultad para mantener la atención en diferentes actividades, principalmente las relacionadas con los estudios. Por otro lado, no son capaces de controlar sus reacciones, por lo que presentan problemas de comportamiento.

En países como Holanda o Estados Unidos, este mal ha llegado a cifras alarmantes, 68% de la población escolar en el primer caso y, un aumento del 43% en el segundo. En el Perú, no existen cifras exactas, pero según el reconocido diario “El Comercio”, entre el 3% y 7% de los alumnos padece TDAH. Es decir, de 30 estudiantes en un salón, al menos 2 lo sobrellevan.

Pero entonces, ¿cómo puede distinguir si su hijo sufre de Trastorno de Déficit de Atención o simplemente no posee motivación para los estudios? Es difícil, porque muchas veces este trastorno se confunde. No siempre la falta de atención o el mal comportamiento tienen que ver con esta alteración.

Por este motivo, es importante informarse sobre los síntomas del TDAH. El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), indica cuáles son las conductas que evidencian la presencia de este síndrome. Cometer errores por no prestar atención, no mantenerse concentrado en sus actividades y perder objetos constantemente, son las principales.

Además, aquellos que sufren de esta alteración, tienden a contestar preguntas antes de que se terminen de formular, tienen dificultades para esperar turnos, se inmiscuyen en asuntos ajenos, se mueven en exceso, corren, saltan, gritan, hablan o se ríen fuertemente sin importar si el momento no es el indicado.

Según APA, estos indicadores deben mantenerse por lo menos seis meses y durar hasta pasados los siete años. Si se trata de TDAH, el comportamiento aparecerá en todos los contextos, tanto en el hogar como el colegio.

“Los niños inquietos tienden a ser menos atractivos como compañeros de juego, debido a sus problemas para mantener la atención en las normas, estar alertas ante las ideas de los otros niños y una comprensión limitada del concepto de los turnos”, comenta FrodeStenseng, profesor asociado del Centro Regional de Salud Mental de los Niños y los Jóvenes de la Universidad Noruega de Ciencias y Tecnología. El rechazo social, sería la principal consecuencia de este síndrome, además por supuesto, del fracaso escolar.

Para evitar los efectos negativos que generan padecer Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, es necesario que el diagnóstico sea a edad temprana y a través de diversos exámenes especializados.

Según la doctora Myriam Velarde, del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN), un abordaje interdisciplinario es lo mejor, con neurólogos, psicólogos y docentes. Las medicinas, en cambio, solo deben ser administradas cuando resulta complejo controlar las actitudes del paciente por medio de la terapia.

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad daña a los pacientes en muchos aspectos, emocionales, psicológicos, académicos y laborales. El apoyo de sus padres y maestros será imprescindible para superar la afección.

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply