Aprendiendo a escribir

La escritura, tanto como la lectura, debe ser enseñada en un momento de suma tranquilidad para el niño. Si bien es cierto no podemos enseñarles desde muy pequeños, ya que están recién reconociendo las habilidades de su cuerpo, pues con el paso del tiempo podremos hacerlo. Los primero que debemos saber es que para iniciar con este nuevo aprendizaje es necesario que el niño se encuentre en un ambiente tranquilo, sentado con una buena postura y con la música adecuada, pues eso influirá mucho en este nuevo paso.

Es necesario que el niño realice sus primeros trazos, garabatos o dibujos en primera instancia y sobre todo en el aire, ya que esto facilitará la siguiente ejecución de los trazos en un papel.

Luego, conforme pase el tiempo, podremos enseñarles a cómo escribir su nombre, seguido de palabras y finalmente frases un poco más largas, pero para empezar con esto debemos llevar a cabo algunos pasos sencillos para que sea más fácil, tanto para ti como padre y ahora profesor, como para tu pequeño en proceso de aprendizaje:

• diseñar un abecedario y situarlo cerca de él para que lo vea fácilmente

• colocar en las paredes letras del abecedario, de colores y con caritas para que sea más divertido

• utilizar rompecabezas con letras, fichas imantadas y tarjetas con letras de colores animadas

• mostrar la presencia de letras y palabras en su entorno cotidiano

Con estas dinámicas se quiere impulsar actividades en las que el niño pueda explorar de forma individual el lenguaje escrito y promover prácticas de investigación y uso de a poco del abecedario, aproximándolo al sentido social de la escritura. Sin ninguna exigencia, tiene todo el tiempo para aprender, además ya comenzará el primer grado y lo hará con los demás niños.

Si quieres que comience habiendo tenido estímulos en la casa, estará excelente si no lo apuras.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply