Dislexia ¿Podemos ayudar desde practicasa?

La dislexia se manifiesta por lo general, a partir de la edad escolar, está relacionada con la lectoescritura y afecta por ende, al desarrollo académico. Esta dificultad tiene que ver con su psico-motricidad y su lateralidad y puede presentarse en un niño con un alto nivel de coeficiente intelectual, no importando la motivación o el nivel de atención que preste al leer.

¿Cómo ayudar en casa si mi hijo presenta dislexia?

–          En primer lugar, todo padre o madre deberá saber que el esfuerzo que hace el niño para superar sus dificultades, hace que tenga una gran fatigabilidad.

–          En qué consiste, cuáles son sus causas, qué tratamientos hay y sobre todo, acudir a un especialista en neuropsicología para que le realice las evaluaciones respectivas.

–          Encontrar un lugar libre de distracciones, tranquilo y sin bulla, para que comience a leer. Acompañarlo el tiempo que necesite, ya sea media hora, una hora, dos horas o más. Puede que por motivos laborales se complique esta situación, sin embargo puedes dedicarle un fin de semana para apoyarlo.

–          Evita los castigos y amenazas, eso tan sólo empeorará su dificultad ya que solamente conseguirás efectos negativos en él. En vez de ello ¿Por qué no pruebas con palabras de motivación? ¿Por qué concentrarnos en sus problemas y no en sus virtudes? Tu hijo tiene miles de capacidades, las cuales hay que saber elogiar para encontrar nuevas habilidades.

–          Generalmente el niño no se orienta bien en el espacio y no tiene así puntos de referencia o apoyo, lo que le ocasiona gran inestabilidad.

–          Es necesario que los padres estén bien interiorizados de la profundidad de la dislexia que presenta su hijo, para así poder actuar asertivamente.

–          No estás solo o sola, coordina con sus profesores y explícales del obstáculo que está experimentando el menor, para evitar ciertas presiones o exigencias que puedan desmotivarlo. Además, también es bueno que interactúes con papás que estén pasando por situaciones similares para compartir experiencias y conocimientos que puedan ayudarle con el desarrollo de tus hijos.

–          Por último, motívale a leer. No le des libros con textos recargados, sino con ilustraciones grandes y coloridas para captar su atención fácilmente. Los libros que les regales deben ser de su interés para que sea él o ella misma quien se apasione por leerlos.

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply