Los nuevos paradigmas de la educación

Vivimos en una sociedad moderna, donde las costumbres y formas de educar a nuestros niños se modifican según el entorno donde se vive. Es necesario que los viejos modelos de crianza se actualicen y los padres puedan educar acorde al ambiente donde nuestros hijos se desarrollan.

Por ejemplo, atrás quedó la manera autoritaria y violenta de enseñar, con castigos ¿Realmente es necesario utilizar una correa para modificar una conducta? ¿Es necesario gritar y ofender para que tomen conciencia de sus acciones? Así, hay muchos malos hábitos que debemos ir corrigiendo para no caer en el error que muchos padres de generaciones anteriores hayan podido cometer.

Los padres deben empezar a tomar a
tención a las acciones de sus hijos y en base a ello, aplicar los nuevos paradigmas de la educación.

¿En qué consiste?

–          Detenerse a observar a su hijo, escucharlo, verlo actuar o pensar.

–          El respeto que se les brinda debe ser constante y duradero, para que él aprenda de ello y pueda devolvérselo en cualquier momento.

–          Se debe tratar a los hijos como seres autónomos, independientes. Personas pensantes, con características variadas como la creatividad, sensibilidad, equilibrio.

–          La comunicación y la funcionamiento debe ser horizontal, es decir que el trato sea igual para cada miembro de equipo. Todos tienen los mismos derechos, así como los mismos deberes. Nadie es mejor ni peor.

–          Cada uno es parte del equipo, por ende las relaciones deben ser afectivas y cariñosas. Cada uno está para apoyarse y ser ayudado por el otro.

–          La coherencia y la disciplina deben ser el pan de cada día. La cultura del NO cuando tiene fundamento debe ser constante para asegurar una buena formación social y el equilibrio emocional de los hijos.

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply