Tips para que tu hijo termine bien el año escolar

El aumento de la temperatura en esta época y el saber que las vacaciones están más cerca que nunca, reducen las  ganas de ir a la escuela o de levantarse temprano para estudiar.

A estas alturas, el cuerpo de tu hijo, después de todo el esfuerzo en el año, comienza a ponerse flojo. ¿Cómo ayudarlos a darles el último empujoncito? ¿Qué medidas tomar para que puedan rendir positivamente estas últimas semanas?

–          La clave es darles el tiempo prudente para el descanso físico y mental, por ello debes hacerlo acostar a su hora. Apágale la televisión, el internet o guarda cualquier elemento distractor para evitar que se entretenga y pierda el sueño. De esa manera podrá dormir las ocho o nueve horas diarias que necesita.

–          Realizar ejercicios para relajar el cuerpo. Tu niño está casi todo el día sentado en clases, prestando atención, realizando tareas o ejercicios mentales, por ello necesita que su cuerpo se estire y tenga movimiento. Anímalo a ir al parque, a correr, a jugar fútbol, vóley en sus ratos libres y verás cómo aumentará su energía.

–          Facilítales un lugar apropiado para estudiar, lejos de elementos distractores, con mucha iluminación y ventilación, para favorecer su atención y concentración.

–          Ayúdales a organizarse, dale pautas para que no se agobien si es que tienen muchas tareas o exámenes por estudiar. Explícales cómo hacer un cronograma y asegúrate que vayan cumpliendo día tras día, de esa manera su tiempo será mejor distribuido.

–          Sabemos que el cansancio mental también es agotador. Para ayudar a tu hijo a descansar su intelecto habla con él a menudo, idead juntos planes atractivos, hazle reír y evita que vea la tele por la tarde, al acabar el día. Sus imágenes le restan concentración (la necesita para hacer algún deber que le hayan mandado) y le dificultan el sueño.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply